En medio de llanto y lágrimas, Marlin le responde a la madre de Emely y le dice por qué no puede mirarla a la cara.

Los jueces del Segundo Tribunal Colegiado de la provincia Duarte fijaron para el próximo miércoles 7 de este mes, a las 2:00 de la tarde, la sentencia en el caso del juicio de fondo que se le sigue a los imputados Marlin Martínez y su hijo Marlon Martínez, acusados de ser cómplice y autor material, respectivamente, de la muerte de la adolescente embarazada Emely Peguero.

La decisión del tribunal fue adoptada luego de ofrecerla a Marlin la oportunidad de que se pueda expresar por última vez ante el tribunal, escenario que aprovechó para expresar que nunca una madre en su sano juicio enviaría a su hijo a cometer una asesinato.

Visiblemente conmovida, con lagrimas en los ojos y gemidos durante toda su intervención, Marlin expresó que nunca mirará más a los ojos a la madre de la víctima, tal y como ella le pidió en el tribunal, tras indicar que su mayor error en todo esto fue no decirle que su hija no tenía vida.

“Mientras vida tenga no puedo mirarte a la cara, porque no te puedo devolverte a Emely”. “Yo no tuve el valor de decirle que su hija no tenía vida, por eso yo fallé; pero no porque quisiera que nada sucediera” expresó Marlin quien en medio de llantos ante la atención pasmosa y el silencio de todo los presentes en el tribunal.

Y agregó: “Y recuerden a todas las madres que me juzgan, y las que estén mirando aquí, que la han convertido una parte en un negocio con el mismo abogado de la parte querellante en sus redes sociales… no quiero ver en una madre en el lugar de Adalgisa (Polanco), pero tampoco la quiero ver en mi lugar”.

Sostuvo que durante todo el proceso que hasta ahora se ha llevado, ninguno de los afectados han podido decir o demostrar que su hijo es un criminal, ni un muchacho malcriado, sino que “era un ejemplo hasta ese día para su colegio , para la sociedad, para la comunidad donde nosotros vivíamos”.

Comments

comments